Lunes – Viernes

10:00 – 19:00

Aplicar el IVA reducido en una reforma

Conoce cómo aplicar el IVA reducido en tu reforma

¿Sabías que no todas las reformas devengan el mismo tipo de IVA? En algunas reformas puedes aplicar el IVA reducido del 10% o, por el contrario, el general del 21%. En este post te explicamos, cómo aplicar el IVA reducido en tu reforma.

Condiciones que debes cumplir

Desde 2010, las condiciones para aplicar según qué tipo de IVA en una reforma, si IVA reducido o IVA general, eran claras ya que sólo se atribuían a las obras de albañilería de una reforma.

¿Cuándo puedes aplicar el IVA reducido?

En la actualidad, puedes aplicar el IVA reducido si cumples los siguientes requisitos:

  • La persona que solicite la obra sea una persona física o una comunidad de propietarios de un edificio. En ningún caso podrá beneficiarse una empresa ni una sociedad.
  • El uso del inmueble debe ser particular y residencial, es decir, que el fin de éste sea que el propietario viva en él.
  • En el caso de que este tipo de IVA lo solicite una comunidad de propietarios, la factura no puede ir destinada al administrador de fincas o a una entidad asegurador. Y se podrá aplicar para la mejora de espacios comunes como garajes, locales de la comunidad o trasteros.
  • Es necesario saber la fecha de construcción y su última rehabilitación, ya que se requiere que haya transcurrido como mínimo dos años de ambos casos. Y se podrá aplicar, ya sea primera o segunda residencia.
  • El coste de los materiales para la reforma de la vivienda no debe superar el 40% del total del presupuesto de la obra.

Después de cerciorarte de que tu reforma cumple todos los puntos anteriores, podrás aplicar el IVA reducido a las tareas que estén directamente relacionadas a la mejora del estado del inmueble. En definitiva, a todos los trabajos que tengan que ver con:

  • Albañilería.
  • Fontanería.
  • Electricidad.
  • Pintura.
  • Carpintería interior y exterior.

En cualquier caso, las empresas de reformas que contrates para la obra de tu vivienda te podrá informar sobre a qué tipo de tareas se le aplica el IVA reducido y a cuáles no. Estos son algunos ejemplos concretos:

  • Instalación, renovación o sustitución de un ascensor.
  • Obras para la rehabilitación energética.
  • Rehabilitaciones de edificios.
  • Sistemas de protección para prevenir incendios.
  • Obras para mejorar las instalaciones eléctricas, climatización y agua.

Como en cada post, te recordamos que estamos a tu disposición para resolver cualquier duda sobre tu reforma.

¿Te gustaría reformar tu casa y no sabes por dónde empezar? Te invitamos a nuestro Webinar Gratuito “Tu reforma paso a paso” en donde descubrirás todas las claves, trucos y consejos para garantizar el mejor resultado de tu reforma y ahorrar tiempo y dinero. Acceder al Webinar “Tu reforma paso a paso”.

Síguenos en nuestras redes sociales y no te pierdas nuestros consejos.

Consigue esta guía y descubre las «10 claves para conseguir el mejor resultado en tu reforma»

Claves para conseguir el mejor resultado de tu reforma